Todos los hermanos eran valientes

-Hombre Señor Warner Bros, usted por aquí, dichosos los ojos.

-Um… ¿Nos conocemos, caballero?

-Vaya que sí, llevo años siguiendo sus actividades. Toda mi vida, podría decirse. Y ahora también en Twitter. Que por cierto, ayer nos quedamos agusto ¿eh?

-Si, je je, claro. Record absoluto. Eso les enseñará a todos. ¡¡¡A TODOS!!!

-Aunque, sabe usted, igual hay gente que no lo entiende.

-No comprend…

-Que puede haber individuos que lo malinterpreten.

-Qué tonter…

-Anda mira, qué es esto que se le ha caido del bolsillo… Si juraria que es… ¿una película de superheroes?

Bueno, y no cualquier película de superheroes, esta un buen hostiazo en la taquilla ¿eh? ¿Eh?

-Bueno, no recuerd…

-¿Y esto de aquí? ¡Si es otra película de superheroes que se le ha caido! Qué descuidados somos ¿eh, Señor Warner? Aunque claro, considerando que fué otro fracaso…

-No sé a qué se ref…

-Aunque claro, viendo los antecedentes. ¡Canastos, qué casualidad, justo la película de la que estaba hablando es esta otra que se le acaba de caer!

-¡ALEJE ESO DE MI!

-Ay pobre, que pensaba que le iba a sacar El Hombre de Acero…

¿Sabe usted, Señor Warner, que puede haber incultos ahí fuera que podrían pensar que lo suyo ha sido un cóctel de rencor y envidia mal digerido? ¿Que el éxito de The Yonker™ le ha empujado a un estado de negación patológica que le ha hecho olvidar convenientemente todas las películas de superheroes que ha producido (con erótico resultado)?

-¡Mentira! Esas películas que tiene en la mano no se me han caido del bolsillo. Yo nunca he producido películas de superheroes. ¡NUNCA!

-Pero ¿no es usted es el señor Warner Bros?

-¡NO! Soy Warner Bros ESPAÑA. Mire, aquí tengo el documento que lo demuestra.

Dar la mano al mismo dos veces

Dícese de alguien en tal estado de confusión que ni conoce ni distingue. Normalmente suele deberse a comportamientos alterados por causas etílicas, pero no podemos descartar tampoco situaciones de puro atolondramiento. Tal suponemos que debió ser el caso de aquellos que formaron Expocómic, el germen de lo que ahora conocemos con Heroes Comic Con Madrid, cuando otorgaron el premio OSO a toda una carrera a una misma persona DOS VECES. La primera en 2005 y la segunda en 2008.

Aunque también podría ser que realmente esa persona mereciera un homenaje doble.

Fuimos muchos los que jamás la leimos, por supuesto, jamás, que eso eran tebeos para chicas. Nunca nos pillasteis, ergo nunca sucedió. No podréis demostrarlo. Pero lo volveríamos a hacer.

Hoy vamos un poco en serio. Adios, Purita.

Buenas gentes del cercano Heroes Comic Con Madrid ¿no molaría darle un tercero?

Hoy vamos un poco en serio

Hoy vengo a hablar en serio. Ayer, 19 de noviembre, fallecía Tom Lyle, un dibujante GENIAL! y uno de los artistas que dieron vida a muchas de las viñetas que me hicieron caer en ese pozo horrible en este hermoso hobby que son los tebeos de pijamitas.

Aunque su primera incursión en las colecciones arácnidas fue en el Annual de 1993 (un desastre de Annual, por cierto, dadle al del 92 que es donde está la crema), para mí su trabajo a los lápices está ligado a su participación más regular en la cabecera llamada simplemente Spider-man, donde participó en uno de los eventos más importantes del año, ¡MATANZA MÁXIMA!

¿A qué está esperando Panini para reeditar en tapa dura esta mítica etapa, ofrecida originalmente en España como miniserie por algún motivo ignoto? Tiene todo lo que le gusta a la gente de Donny Cates, pero sin ser un refrito.

Después de este arco GENIAL! fue sustituido temporalmente en la colección por un tal Klaus Janson, pero volvería a los lápices de Spider-man unos pocos números después, incluso co-escribiendo algunos números donde estaría implicado el Camaleón, el Duende de Jason Macelande, el Demoduende,…

Sin embargo, su papel crucial fue participar en el evento arácnido de la década de los 90, aquel que eclipsaría incluso la labor de TOD! al cargo del trepamuros. Sí, por supuesto, estoy hablando de…

¡LA SAGA DEL CLON! (deseando que llegue ya el tomo Marvel Saga con esto)

De hecho, su papel en la historia de Spiderman es imborrable, pues es el responsable del diseño final de La Araña Escarlata. Sí, estamos hablando de la famosa chaqueta.

De modo que hoy debemos honrar el recuerdo de la persona que introdujo, de forma definitiva, a Spiderman en la década de los 90.

Descanse en paz.

Los noventa son los nuevos setenta

La pasada semana apareció en las librerías el Marvel Limited Edition del mes, correspondiente en este caso a Los Años Perdidos de La Patrulla-X. Como corresponde al espíritu de esta linea, se trata de un material que de no publicarse de esta manera no podría hacerse un hueco en nuestro mercado…si descontamos la salida en grapas en su momento por parte de fórum, y la edición integral en tapa blanda de la propia Panini en 2013. Detalles. El título es un ejercicio de retrocontinuidad realizado por John Byrne, en el que quería con 27 números cubrir el hueco en el que el título de los X-Men ese mantuvo a base de reediciones (del 67 al 93). Narrar las aventuras que sucedieron a los personajes de la formación mutante clásica antes del renacimiento con Lobezno y compañía. A Byrne se lo vio ilusionado con el proyecto (ey, poder decir en un futuro que ÉL llegó al título antes que Claremont aunque hubiera sido con calzador era todo un aliciente), tanto que en cada portada escondía a modo de guiño el número que correspondería en la serie clásica: un 67 para el primero, 68 en el segundo, etc. Sin embargo, entró Quesada en la editorial y entre sus primeras actuaciones fue aquello de Abajo lo Viejo y lo de Hay Demasiados Títulos de Mutantes, con lo que este título fue de los primeros en ser cancelado a la altura de su número 22, cinco antes de su proyectada conclusión natural. Byrne, como es de suponer, se cabreó y desde entonces no ha vuelto a Marvel ¿si es como sus otros cabreos o si todavía le dura? pues para el 80 aniversario y el Marvel 1000 no se le ha visto.

El caso es que gracias a esta edición, los felices completistas que no la tuvieran ya gozarán de esa sensación de rellenar un hueco en la colección. Y eso no tiene precio, pongan el pvp que le pongan.

Excepto, claro, por un detalle.

Porque esas aventuras no se consideran canon.

Marvel está republicando el material de sus títulos más emblemáticos en lo que llama epic collection. Tomos de unas quinientas páginas a color y en tapa blanda con la serie principal más cruces y series relacionadas, con la particularidad de que aunque van numerados según el orden cronológico de la serie, no salen al mercado en orden correlativo sino como les parece que se venderá mejor. De la Patrulla, por ejemplo, salió el 1 en 2014; en 2015 salió el 12 (Uncanny X-Men #189–198, Annual #8; X-Men and Alpha Flight #1–2;Nightcrawler #1–4); en 2016, el 2; en 2017 el 5 con el renacimiento Claremontiano (Giant Size X-Men #1; Uncanny X-Men #94–110; Iron Fist #14–15; Marvel Team-Up #53, 69–70, Annual #1 and material from FOOM #10) y el 19, con la primera despedida del inglés (Uncanny X-Men #278–280, Annual #15; X-Factor #65–70; X-Men (1991) #1–3 and material from New Mutants Annual #7 and X-Factor Annual #6 ); 2018 fue el año para cerrar la Patrulla clásica en el número 3 (X-Men #46–66 and material from Ka-Zar #2–3 and Marvel Tales #30) y 2019 nos han brindado las salidas del 17 (Uncanny X-Men #248–267) y del 4.

En este número 4 se publica, lógicamente, lo que va entre los tomos 3 y 5, entre el 66 y el Giant Size que dió paso al 94. Se publican Los Verdaderos Años Perdidos.

¿Contiene pues este tomo el material de la serie del mismo nombre de Byrne? pues no.

Sale un material loquísimo, correspondiente a las apariciones aquí y allá de los mutantes (Amazing Adventures #11–17; Amazing Spider-Man #92; Incredible Hulk #150, 161, 172, 180–182; Marvel Team-Up #4, 23; Avengers #110–111; Captain America #172–175; Defenders #15–16; Giant-Size Fantastic Four #4 y material variado como portadas y pinups de los números con reediciones) de esta etapa oscura. Con gente como Englehart o Sal Buscema, el Hulk de Severin (¿John o Marie? no me he fijado) o Herb Trimpe.

Este es el verdadero material de los Años Perdidos, esto es lo que tenéis que reclamar en tapa dura, verdaderos creyentes, cualquier otra cosa será (¿osaré decirlo?) un hueco en vuestra colección.

Con esto de las epic collection, Marvel además mantiene vivo el copyright del mítico logo.

Y no os fijeis en el precio ¿conocéis ya las ofertas random de amazon Alemania?

Esto por una parte. Pero hablemos de Byrne, con el que pasa una cosa curiosa, que en sus inicios fue de lo más molón y vanguardista, pero un buen día y sin grandes cambios el material que producía comenzó a parecer viejo. Sucedió de repente, de veras ¿Cuándo sucedió? igual es subjetivo y depende de cada uno, pero yo me di cuenta cuando sus Wonder Woman (1995). A partir de entonces, fueran proyectos de retrocontinuidad (estos Años Perdidos, el Chapter One de Spiderman) o enclavados en la actualidad (Doom Patrol, Blood of the Demon, All-New Atom, sus últimos Next Men...), lo que antes era (y sigue siendo) modernidad comenzaba a oler a rancio.

Y es que de una forma u otra Byrne siempre ha sido un hombre fuera de su tiempo, bien por moderno o bien por antiguo. Sus inquietudes estilísticas le llevaron en los ochenta a hacer cambios en el look de los personajes que llevaba. Mucho hablamos de los looks ochenteros con Romita Jr (born in 56) de Tony Stark, Kitty Pryde o Coloso, pero durante sus estancia en los 4F Byrne fue variando desde su primer número el peinado de Sue Richards.

Y no me he visto con coraje de poner cuando llevaba mullet

Rediseñó también durante unos números el aspecto físico de La Cosa, haciéndolo más grumoso como en sus inicios, y aprovechó unas agresiones que terminaron en hospitalización a Alicia Masters para raparle el cabello. Su cambio más notable fue cuando en un viaje a la Zona Negativa (ahora se les denomina a esots personajes Imaginautas, pero la primera vez que se fueron de exploración científica por el puro afán de conocimiento fue esta)…

…sus uniformes se «negativizaron» en la reentrada.

Pero hubo otros cambios que demuestran la atemporalidad de sus diseños y sobre todo su cualidad de visionario. Fue en la saga de los números 271 a 273, la última enteramente dibujada por él, ya que a partir de entonces comenzó a tirar de entintadores como Al Gordon y Jerry Ordway. En ella visitan la mansión de su años desaparecido padre para coscarse de que en su laboratorio hay una máquina del tiempo, así que igual es cosa de ir a buscarle. Todavía era 1984.

Y un lector se dio cuenta.

John Byrne, un hombre realmente adelantado a su tiempo. O mejor dicho, desplazado. Nos adelantó los Noventa en plenos Ochenta.

Y cuando llegaron los Noventa se Setenteó. Así sigue desde entonces

Un acercamiento

Es prodigiosa la decisión de llevar la cultura al pueblo. Puede que la cultura sea veloz, pero el pueblo corre más. Motivo de sobra para buscar medios de transporte con los que facilitar ese acercamiento. Uno puede encontrarse, por ejemplo, en uno de los coches del metro a uno de los más recientes y celebrados cómics de los últimos años.

Os pondré la foto que, junto con lo demás, es cortesía de Peube.

Como veis, la iniciativa Libros a la Calle ha permitido que todos podamos leer una viñetas del ganador del Premio Nacional del Cómic del año pasado, logrando así que sea más fácil familiarizarse con estas grandes obras.

¡¡¡No puedo esperar a que el gobierno regional consiga para los viajeros el Premio Nacional del Cómic de 2019!!!

¿A dónde ROB? X-Forces traigo…

Como tan a menudo suelo decir, vivimos tiempos de confusión moral. De marasmo ético y retruécano narrativo en los que los franquistas avisan aterrados de que se nos echa encima una dictadura. En que un alcalde cuyo primer acto electo fué eliminar zonas verdes va a ser anfitrión de la cumbre internacional sobre el clima. En que las irresolubles e insómnicas diferencias con ese otro partido de la izquierda de repente se resuelven en 48 horas. En estas circunstancias es fácil olvidar que la primera y única directiva de este blog, fruto de esta (des)organización, es y siempre ha sido la Defensa de Liefeld. Máxime cuando tal tarea parece futil en una realidad cada vez más GENIAL! en la que la sombra intangible de Jotacé es tan omnipresente que no hace ni una semana que el planeta entero ha exclamado al unísono «¡ES UNA P*LL*!» mientras veia el penúltimo episoido de Watchmen (la Serie).

Pero no descuidemos nuestras más hondas tradiciones. Quizá ya no resulte imprescindible pero no está de mal retomar de vez en cuando nuestra labor evanglizadora aunque sólo sea por motivos rituales.

Y gracias a ella Rubén Fernandez ya puede presumir orgulloso de contar con Cable en su catálogo de personajes dibujados. Y aún más…

Gracias al incesante empeño en propagar la Fé en ROB! Eduardo González (que casualmente acaba de publicar una reedición corregida y aumentada de Autobiopsia pero no me ha pagado por este inserto publicitario) puede incluir en su curriculum haber dibujado a Cable. Y todavía aún más: ¿sabiais que Pedro Vera no conocía a nuestro mutante favorito venido de un futuro divergente e infectado de un virus tecnoorgánico?

Pues ahora ya lo conoce.

AVÏV BÔR!!!

Los jueves de Kojima, los miércoles de periodismo

Bueno, hoy no vamos a hablar del Death Stranding porque es miércoles. Y ya sabemos que el día para hablar de Kojima es el jueves.

Pero no he venido a hacer leña del árbol caído, que el pobre Ángel Luis lleva sin tuitear nada desde el día 4, demostrándose así pionero de la estrategia en redes sociales de un buen puñado de opinadores del PSOE que llevan 6 meses diciendo que pactar con Podemos es inaceptable.

A lo que yo he venido a es a hablar de periodismo. Ya sabéis, de vez en cuando me gusta dar un repaso por lo que se escribe desde la prensa generalista sobre “lo friki”.

Ha sido comidilla durante la semana pasada el siempre certero Ramón de España, ese señor con nombre de historieta de El Jueves, por su… vamos a llamarlo crónica sobre el “Manga Barcelona”. Y es que al parecer a los catalanes les gusta llevar la contraria, y si en Madrid tenemos a la Heroes Con Adolfo Suarez Madrid Barajas cada vez con más nombres, ellos han decidido quitarle la palabra Salón y las preposiciones al suyo, solo por joder. Cómo son los catalanes.

Sin embargo, esta atención sobre el citado evento ha eclipsado uno igualmente importante y relevante que se daba en Madrid. Os hablo, evidentemente, de la Batcon, evento organizado por los GENIALES editores de ECC. A 10 euros de nada la entrada el evento ofrecía diversas (¡7 a lo largo de 2 días!) mesas redondas y charlas, prácticamente todas con una unidad de ponente femenina para evitar movidas en Twitter. Indudablemente, tan atractiva oferta cultural a precios razonables atrajo a una gran cantidad de público interesado en el mito del Hombre Muerciélago.

¡Pero como he dicho, no hemos venido a hacer leña del árbol caído! Hablemos de historias de éxito. Por ejemplo, aquí tengo una noticia del Diario de Sevilla sobre un exitoso crowdfunding español que…

Vale, hemos dicho que no vamos a hacer leña del árbol caído y lo decía en serio. Hablemos de una historia de éxito. Por ejemplo, hablemos de Planeta Cómics, que ha decidido alcanzar las cimas más altas de la edición en tebeos en castellano editando un Omnibus de Darth Vader.

75€ por 25 números. ¡Al mismo precio por grapa que Panini! ¡Cómo son estos italianos, marcando la marcha, señalando la tendencia! Eso sí, los compañeros de Planeta han tomado buena nota. También nos regalan este año con un coleccionable para montar una armadura de Ironman.

La primera entrega a 1€ puede parecer incoherente, pero por suerte a la tercera entrega ya se pone en un precio de verdad, 10,99 durante las restantes 97 entregas. Al final, la cosa sale por unos económicos 1070 euretes de nada. A 214 euros el Kg de Ironman. Y voy a la ruina.

Yo quería hablar de periodismo, de modo que me he puesto a leer las reseñas de la nueva serie de HBO de Watchmen a ver qué decían. Pero no he encontrado nada que comentar aquí. Igual que la serie todos los críticos patrios han decidido obviar lo más importante, el dildo del Dr. Manhattan los cómics.

Planeta, saca un coleccionable si te atreves.